Declaración actualizada – Coronavirus (Covid-19) – 12 de marzo de 2020

Creemos que es nuestra responsabilidad proteger la salud de nuestros feligreses mientras preservamos su derecho religioso y esencial de asistir a Misa.

Dado que el estado de California y el condado de Orange han declarado una emergencia de salud, el potencial de propagación del coronavirus (COVID-19) de persona a persona en los EE. UU. y para aliviar las preocupaciones de nuestros fieles, el obispo de Orange Kevin Vann , de acuerdo con Código de Derecho Canónico , dispensa a los que estén enfermos o, por legítima preocupación por su salud y/o la salud de los demás, deseen evitar las zonas concurridas, de asistir a Misa los domingos y días de precepto, hasta nuevo aviso.

Además, el obispo Vann les pide a todos que tomen nota de lo siguiente:

  • Los fieles no deben tomarse de la mano durante el Padre Nuestro ni darse la mano en el signo de la paz.
  • La comunión de la copa se interrumpirá hasta nuevo aviso.
  • Recibir la hostia en la lengua: si bien hay desacuerdos sobre si hay menos posibilidades de transmitir el coronavirus a través del contacto con la mano que con el contacto con la lengua, y siempre respetando los derechos de los fieles a recibir en la lengua, se puede pedir a los feligreses que reciban la comunión. en su mano Además, los feligreses no tienen la obligación de recibir la Sagrada Comunión cada vez que asisten a Misa, según la ley canónica. (cf. canon 920)
  • Se quitará el agua bendita de las pilas bautismales y de los bautisterios.
  • Todos los ministros de la Sagrada Comunión que se ofrezcan como voluntarios para ayudar deben desinfectarse las manos antes y después de distribuir la Sagrada Comunión. Si desean retirarse temporalmente de este ministerio, están excusados.
  • Las parroquias que tienen la capacidad de transmitir misas en vivo deberían hacerlo.
  • Se les pide a los párrocos que revisen los horarios de misas y eventos parroquiales y se ajusten a las multitudes y brinden distanciamiento social. Los cambios sugeridos incluyen: agregar Misas, incluso en los salones parroquiales para dejar espacio entre los asistentes, realizar Misas simples y más cortas sin música, y cancelar o reprogramar eventos parroquiales, retiros o clases sin penalización para los asistentes.
  • Durante esta temporada de Cuaresma, los feligreses que no asisten personalmente a misa y desean cumplir con su compromiso de dar limosna pueden donar electrónicamente a través del sitio web de su parroquia o enviar un cheque directamente a la parroquia.

Se alienta a los feligreses que no pueden asistir a Misa a ver la transmisión en vivo de la Misa desde la Catedral de Cristo, transmitida todos los domingos a las 9:45 am en https://www.facebook.com/ChristCathedralCA .

Los católicos también pueden comunicarse con su parroquia local para obtener la dirección de transmisión en vivo de su parroquia.

Próximamente se publicará una comunicación separada sobre las escuelas.